Identifica si tus hijos tienen un trastorno urinario

Presión abdominal y maniobras de retención, pueden ser unos de los síntomas de alteraciones urinaria

16/Sep/2020

Nadie nunca nos dice cómo ser padres, y solemos escuchar que se debe seguir el instinto para reconocer qué es bueno y que no para nuestros hijos. Sin embargo, saber identificar las dolencias de los más pequeños, podría ayudar a diagnosticar de forma temprana y certera cualquier patología que los afecte. Es el caso de los trastornos miccionales o urinarios, que suelen presentarse con frecuencia, y que muchas veces son ignorados por los más grandes, o incluso son etiquetados como “algo normal”. Estos síntomas pueden presentarse como dificultad para iniciar la micción, esfuerzo, presión abdominal, chorro débil, intermitencia, dolor, goteo post-miccional, y maniobras como empinarse, cruzar las piernas o ponerse en cuclillas.

Marta Fernández y Luis Miguel Rodríguez, parte de la Unidad de Nefrología Pediátrica del Hospital de León y de la Asociación Española de Pediatría, exponen en un artículo los trastornos miccionales que más afectan a los niños, los procedimientos para identificarlos y los posibles tratamientos para curarlos, como una forma de aportar a la identificación y cura de patologías. Es así, como traemos a colación los trastornos que más afectan a los niños y cómo se presentan:

1. Vejiga hiperactiva y ‘urge incontinencia’: Se trata de la urgencia de orinar, así como de una elevada frecuencia e incontinencia miccional durante el día y la noche. Los niños hacen maniobras de retención de orina, y presentan en ocasiones dolor vesical (en la vejiga).

2. Incontinencia por aplazamiento de la micción: Sucede cuando los niños aplazan ir al baño de forma voluntaria, hasta que se presenta la urgencia de orinar debido a que la vejiga está muy llena. Esto se presenta cuando el niño quiere evitar ir al baño con frecuencia, y suele estar acompañado de trastornos de comportamiento.

3. Micción disfuncional: En general, se espera que los niños sean capaz de controlar esfínteres, dicho en otras palabras aprender a ir al baño solos a orinar al rededor de los 2 años, sin embargo algunos pueden aprender esta función hasta los 5 años considerándose todavía normal.

Posterior a esta edad, se pueden observar algunos trastornos en la micción, tales como incontinencia la cual puede ser diurna, nocturna o ambas, infecciones urinarias por orinar de forma incompleta, esfuerzo durante la micción, urgencia para ir a orinar, micción intermitente, entre otras. Todas estas condiciones, deben ser estudiadas por un urólogo pediátrico o cirujano pediátrico, con experiencia en urología para realizar el mejor tratamiento de acuerdo a cada caso en particular.

4.Vejiga hipoactiva: Anteriormente llamada vejiga perezosa. Se da cuando los niños orinan con baja frecuencia, y realizan presión para iniciar, mantener o completar la micción.

5. Incontinencia por estrés: Sucede cuando tienen escapes de orina cuando hay esfuerzo o una presión abdominal por diferentes motivos.

6. Frecuencia urinaria diurna extraordinaria: Los niños llegan a miccionar bajas cantidades de orina, pero al menos una vez cada hora.

7. Incontinencia por la risa: Se presenta sobre todo en niñas, aún cuando no tienen ningún tipo de problema urinario. Suelen tener un vaciado completo de la vejiga, durante o después de reírse.

Si ves que tu hija o hijo sufre de síntomas similares con alguna de las patologías anteriormente mencionadas, te recomendamos que lo hables con el médico especialista Leonardo Gil Montoya, para que le haga los estudios pertinentes y le genere el tratamiento necesario para atender a tu hijo.

Puedes dejar tus datos para mayor información.

Comparte este contenido en tus redes sociales

Registrate para más información

Leonardo Gil Montoya

Especialista en
Cirugía Pediátrica

UbicaciónCaldas, Manizales

Especialista en Cirugía y Urología Pediátrica, con más de 2.000 cirugías exitosas. Con su formaci&oa...

AGENDAR UNA CITA

Publicaciones Publicaciones